International Translation Day 2017

Join ProZ.com/TV for a FREE event on September 26-27th celebrating International Translation Day! 50+ hours of content, Chat, Live Q&A & more. Join 1,000's of linguists from around the globe as ProZ.com/TV celebrates International Translation Day.

Click for Full Participation
Demonio ex Machina

ProZ.com Translation Article Knowledgebase

Articles about translation and interpreting
Article Categories
Search Articles


Advanced Search
About the Articles Knowledgebase
ProZ.com has created this section with the goals of:

Further enabling knowledge sharing among professionals
Providing resources for the education of clients and translators
Offering an additional channel for promotion of ProZ.com members (as authors)

We invite your participation and feedback concerning this new resource.

More info and discussion >

Article Options
Your Favorite Articles
Recommended Articles
  1. ProZ.com overview and action plan (#1 of 8): Sourcing (ie. jobs / directory)
  2. Getting the most out of ProZ.com: A guide for translators and interpreters
  3. El significado de los dichos populares
  4. The difference between editing and proofreading
  5. PDF files: creating, using, converting
No recommended articles found.
Popular Authors
  1. HLS Ltd.
  2. Vernica Albin
  3. Abdolmehdi Riazi, Ph.D.
  4. HelpTraduzioni
  5. Andreas Berger
No popular authors found.

 »  Articles Overview  »  Language Specific  »  Spanish  »  Demonio ex Machina

Demonio ex Machina

By Aurora Humarán | Published  07/14/2005 | Spanish | Recommendation:
Contact the author
Quicklink: http://heb.proz.com/doc/469
Ojo con las máquinas tradittoras

1.Un robot no puede causar daño a un ser humano ni, por omisión, permitir que un ser humano sufra daños.

2.Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, salvo cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.

3.Un robot ha de proteger su existencia, siempre que dicha protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.


Las tres leyes de la robótica (Isaac Asimov)


Si aceptamos que una computadora es un robot (al menos de acuerdo con la segunda parte de la definición del DRAE: «robot: máquina o ingenio electrónico programable […] y capaz de realizar operaciones antes reservadas solo a las personas»), puedo denunciar que he sido «dañada» por un robot. Mis nervios han sido dañados, también mi dignidad de traductora.

¿Cómo fue la historia? Paso a relatarles, porque les puede pasar... De hecho, compartí esta historia con algunos colegas y a varios ya les había pasado.

Recibí un trabajo de una agencia: un trabajo bastante extenso para revisar. Hasta ahí todo hermoso. Cuando empecé a hacer el trabajo, el día se hizo noche; las risas se convirtieron en lágrimas. A medida que avanzaba en la revisión, no podía dar crédito a las cosas que leía.

Los primeros errores los atribuí a un posible traductor inexperto. ¡Vaya injusticia! Ni siquiera un traductor con dos milisegundos de graduado cometería esos errores.

De inmediato me puse en contacto con la agencia. Como ustedes saben, cuando uno (traductor) enfrenta un trabajo de traducción, sabe que hay, digamos, 14 235 palabras en ruso sobre caviar que uno debe poner en español para el miércoles a la mañana. Punto. Cuando uno (revisor) recibe esa traducción el miércoles por la tarde para la revisión….¡misterio! Puede ser que tenga que hacer algunas poquitas correcciones de distinto tipo: una errata por aquí, algunos errores por allá, algunos temitas de estilo, quizás (que irán como comentarios, por lo general, tómelo o déjelo). Otras veces, por el contrario, nos encontramos con un trabajo pésimo en cuyo caso, la mayoría de nosotros, inmediatamente, calcula el costo de la llamada al país en el que se encuentra la agencia para decirles: «Ey, muchachos: esto no es una corrección, esto amerita una nueva traducción». Y todos tan amigos. [Por favor, los traductores más novatos, tomen nota, cuando uno revisa, tiene que tener en cuenta el porcentaje de correcciones que debe hacer, si es demasiado grande, hay que hablar con la agencia].

En este caso, la agencia sabía que la traducción no era buena, pero no sabía que era tan mala. Es una agencia de confianza y sé que procedían de buena fe. Seguí con el trabajo.

Como decía más arriba, primero culpé a algún novato, luego pensé en algún despistado que había dejado las palabras que no conocía para el final y que luego se había olvidado de completar, pero…avanzando en el texto encontré soluciones a esas mismas palabras. ¿Dije soluciones? Oh, my Zeus! Morir y nacer de nuevo. Tiembla San Jerónimo en su tumba. Algunos ejemplos, así, al azar:


The holders of the instruments: las agarraderas de los instrumentos
Satisfaction of the liabilities: la satisfacción de las responsabilidades (¿se imaginan?)
Capitalized lease obligations: obligaciones puestas en mayúsculas (¡¡¡SIC!!! créanme, decía eso...)
Located at XXX Industrial Drive: XXX Paseo en Coche del Industrial
Retirement of shares: Jubilación de las acciones, y bueno, es la parte humana de las finanzas.


En fin...

Y ni que hablar de las estructuras de las oraciones…

En fin, veo en esta experiencia que relato un peligro potencial que me parece oportuno señalar. Es obvio que esta traducción fue hecha por una máquina (del tipo tradittora). Elegí al azar un par de ejemplos, pero toda la traducción era extraña, traducida palabra por palabra.

Ahora bien, lo que me preocupa es esto. Con veintipico de años de experiencia, salto de inmediato y digo: no, señores, no, no, no y la traducción se cobró como tal, como traducción. ¿Qué haría un traductor con menos arena? ¿Qué pasa si se pone de moda esta modalidad de pasar los textos por máquinas (se ahorra el traductor) y luego entregar a un corrector para que corrija y punto? Dependerá de nosotros, otra vez y como siempre, que esto se extienda o no. Estemos atentos. Me parece una falta de respeto tener que corregir la traducción que hizo una máquina.

Uno de los Congresos de Traductores que se celebró en Buenos Aires hace unos cuantos añitos arrancó con esta oración en algún pizarrón: «Mary had a little lamb». ¿Cuántas posibles traducciones tiene al español? Más de diez. Podemos vincular a Mary gastronómicamente con una chuleta, o desde una lectura de la sodomía, incluso. ¿Cómo sabría la máquina de cuál acepción se trata? Todavía no sabe. Todavía no puede. En fin, que hoy por hoy, las máquinas ahí; los traductores, dueños y señores de la traducción.

No aceptemos estos engendros: corregir «traducciones» hechas por máquinas para el ahorro de las agencias, pero para el empobrecimiento de nuestros bolsillos (en el corto plazo) y de la dignidad de nuestra profesión (en el mediano y en el largo plazo).

Aurora Humarán


Copyright © ProZ.com and the author, 1999-2017. All rights reserved.
Comments on this article

Knowledgebase Contributions Related to this Article
  • No contributions found.
     
Want to contribute to the article knowledgebase? Join ProZ.com.


Articles are copyright © ProZ.com, 1999-2017, except where otherwise indicated. All rights reserved.
Content may not be republished without the consent of ProZ.com.




Your current localization setting

עברית

Select a language

All of ProZ.com
  • All of ProZ.com
  • חיפוש מונח
  • עבודות
  • פורומים
  • Multiple search